La Junta Directiva del  Colegio de Médicos decide aplazar los actos de la fiesta patronal que se convertirá en homenaje a los médicos fallecidos en el último año y a todos los sanitarios y conquenses fallecidos por la Covid-19.

El Colegio de Médicos de Cuenca aplaza hasta el próximo año los actos de su fiesta patronal que se celebra cada año el 27 de junio, en honor a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro.

Se mantendrá el tradicional acto litúrgico en recuerdo a los médicos fallecidos en el último año y, de manera muy especial, para homenajear a todos los sanitarios y conquenses que han muerto desde que se declaró el estado de alarma por el coronavirus. La misa se celebrará la tarde del 27 de junio en la Iglesia de San Felipe Neri a las 20:00 horas. 

El día de antes, se inaugurará una placa en memoria de los médicos conquenses fallecidos por la COVID-19 en la sede colegial.