25 de marzo de 2020.
1-
Trasladamos un mensaje de apoyo incondicional a todos los médicos del Área Sanitaria de la provincia de Cuenca que están realizando un enorme esfuerzo y dedicación en atender a los afectados por el Covid-19. Igualmente, toda nuestra consideración y gratitud a los profesionales sanitarios y no sanitarios inmersos en este desafiante reto. Valoramos altamente el esfuerzo que están realizando, renunciando a sus permisos y vacaciones, a sus horas de descanso y momentos de ocio, en un escenario nunca visto ni en la provincia, ni en España.


2- Mostramos nuestra inmensa solidaridad y ánimo a los profesionales sanitarios que se encuentran enfermos, contagiados por el coronavirus. Sabemos que lamentan pasar por esta situación, llevados por su vocación de servicio y ayuda hacia los demás. Queremos enviarles un mensaje de apoyo y fuerza, y un deseo de pronta recuperación.


3- Sin embargo, pese a que nos ratificamos en el apoyo al Gobierno de España y a los Gobiernos de nuestras Comunidades Autónomas para afrontar este inmenso desafío, no podemos pasar ni un día más sin las necesarias medidas de protección para los equipos asistenciales. No podemos seguir asistiendo a un incremento de casos de infección (en estos momentos, el número de profesionales contagiados supone un 12%) con las consecuencias muy graves, a veces, a título personal, y de forma general como agente de difusión de la pandemia. Es de extrema urgencia proteger a nuestro “escudo” protector.

4- No podemos estar ni un día más sin disponibilidad de las pruebas diagnósticas, primero para los profesionales sanitarios y otros estamentos esenciales de la sociedad y. después, para el resto de la población que nos faciliten los mecanismos de aislamiento y cuarentena obligados para poder contrarrestar los efectos devastadores de esta pandemia.


5- Apelamos al compromiso social y a la responsabilidad de los ciudadanos para ayudar a atajar la expansión de este virus. Os animamos a continuar manteniendo las medidas de prevención, sociales e individuales, tan esenciales en este momento para evitar los contagios. Debemos proteger a nuestros mayores, a quienes tanto debemos y que más nos necesitan. Y, sobre todo, quédate en casa.


6- Los aplausos solidarios nos han conmovido y emocionado. Queremos agradecer inmensamente estas muestras de cariño y gratitud que los conquenses han mostrado cada tarde y cada noche desde las ventanas y balcones de su casa. Oír esos aplausos y esos vítores de ánimo nos empujan cada día a seguir en la brecha. Y no lo dudéis, esta “guerra” la vamos a ganar JUNTOS.