Durante la tarde de ayer, los más pequeños pudieron disfrutar de los actos que el Colegio de Médicos programó para celebrar la llegada de la Navidad.


Un año más, el Colegio Oficial de Médicos de Cuenca celebró la tradicional fiesta infantil de Navidad. Cerca de 100 niños acompañados de sus familiares acudieron a pasar una tarde divertida y llena de sorpresas.

Las inmediaciones del NH fueron las elegidas para celebrar este entrañable acto que dio comienzo con la actuación del Mago Barón, que dejó boquiabierto a niños y no tan niños con espectaculares trucos, donde se combinada la magia y el humor.

El Mago Barón logró captar la atención de todos los colegiados y sus familiares, con su puesta en escena. Los principales protagonistas, el público infantil, no dejaron de sorprenderse con lo que el Mago hacía, especialmente, en el momento de su actuación en el que, por arte de magia, el Mago Barón hizo aparecer una gran serpiente, que todos los pequeños se acercaron a tocar sorprendidos.

El Presidente, Carlos Molina, en la entrega de premios.

Finalizado el espectáculo de magia, el presidente del Colegio de Médicos, Carlos Molina, procedió a la entrega de regalos y dio a conocer los ganadores del Certamen de Tarjetas Navideñas que el Colegio realiza cada año. Los pequeños de la casa, pudieron disfrutar de un día inolvidable junto a sus padres o abuelos. Esta fiesta, supone a la vez un punto de encuentro entre compañeros y familias.